La fisioterapia es una disciplina de las Ciencias de la Salud que tiene como objetivo la paliación, curación o prevención de un amplio abanico de dolencias físicas, tanto óseas como musculares. El medio a través del que lo consigue es terapéutico, en lugar de basarse en el empleo de fármacos. Y este no se compone tan solo de masajes corporales, que es con lo primero que tendemos a relacionar esta ciencia, sino que está formado por una inmensa variedad de técnicas diferentes que se adaptan al tipo de lesión y paciente.

que es la fisioterapia

Origen de la fisioterapia

Sus orígenes históricos no quedan claros aunque se han registrado antecedentes desde tiempos muy lejanos (civilizaciones mesopotámicas o egipcias). Como todo lo relativo a la curación, la fisioterapia comenzó a crecer basada en creencias religiosas y sobrenaturales. Sería ya en la Grecia de Hipócrates cuando la disciplina ganaría un tinte más científico, comenzando a estudiarse a los individuos de manera particular.

Empleo de titulación regulada

La fisioterapia requiere de formación universitaria obligatoria ya que es un empleo regulado y profesional. Con el título nuevo de Grado en Fisioterapia han aumentado, de hecho, las horas formativas hasta más de 4.000, incluyendo la parte práctica tan fundamental en este ámbito. Ser un profesional de este sector implica labores médicas como comprender historiales clínicos o tener capacidad para derivar pacientes a otros especialistas.

Importante para nuestra salud

En definitiva, es reseñable la amplitud de recursos y soluciones de la fisioterapia, con tratamientos preventivos, rehabilitadores o de intervención que ofrecen una dosis de salud física e incluso emocional, ya que ambos conceptos están conectados y dependen en gran medida de la situación del otro. Es una solución fiable al alcance de todos, y que se debe tener en cuenta siempre que valoremos nuestros problemas físicos.